S.B.H.A.C.

Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores

Memoria Introducción Carteles Fuerzas Personajes Imágenes Bibliografía Relatos Victimas Textos Prensa Colaboraciones
Para navegar use preferentemente las flechas del explorador, son más comodas... Referencias bibliográficas. Enlaces
Historiadores franquistas o contrarios a la ideología republicana española

(No glosamos los libros de  Pío Moa, Vidal y otros de similar facundia y actualidad, pues sólo son basura

PFRAN01 Historia del Ejército Popular de la República.

Ramón Salas Larrazábal. Editora Nacional. Madrid 1973

La obra cumbre, aunque tardía, de la propaganda franquista. 4 tomos de investigación sobre el E.P. que tras diez años de estudio hicieron llegar al autor a las mismas conclusiones de partida. ¡Eso si que es suerte! Muy apreciado entre los suyos. Se puede utilizar para las biografías de personajes de militares de carrera republicanos, y poco más. El texto es malicioso y torticero y las datos manipulados. Lea: AntiSalas, para leer a Salas Larrazábal. En el tomo IV trae buenas fotos comentadas con cierta gracia. Pero no identifica ninguna, aunque en aquel año se agradecieron. También hay buenos mapas, que suele ser corriente en las monografías confeccionados por militares franquistas. La cartografía militar española siempre fue muy buena.

PFRAN02 Pérdidas de la guerra

Ramón Salas Larrazabal.  Editorial Planeta. Barcelona 1977

Una vez desarmado el Ejército Popular con el libro anterior, había que tratar esta espinita que tenían los franquistas en los setenta al respecto de molestas matanzas de rojos. Y aquí está este prodigio de estudio sobre las estadísticas de mortandad en los Registros Civiles anteriores a la guerra que hasta el conocido sacerdote franquista Ángel David dedicado a lo mismo, lo pone en cuestión.

PFRAN04 Los fusilados en Navarra en la guerra de 1936

General Salas Larrazábal. Edición propia. Madrid 1983

En el libro anterior, el general Salas se adelantaba a los posibles estudios nominales, algunos de los cuales ya despuntaban en estas fechas, intentando dar cifras definitivas: 73.000 fusilados por la República en apenas tres años y en menos de la mitad del territorio, y los franquistas, unos 50.000 durante decenas de años y en todo el territorio. ¡Y ya le parecía que estaba siendo muy condescendiente! En definitiva, como decimos, se trataba de un intento de neutralizar los estudios y recuentos nominales que verdaderos historiadores estaban iniciando sobre todo en Andalucía, La Rioja y Navarra. El animoso general, la emprendió con Navarra según su anticientífico método estadístico que ofrecía siempre unos resultados del gusto del autor. El colectivo navarro, Afan, le contesto con un libro, producto de sus recuentos nominales que titularon: "¡¡¡No, general !!! Fueron más de tres mil los asesinados" que al general le sentó fatal pues anduvo revolviendo la cuestión, pero siempre en condiciones de superioridad. ¡Auctoritas! que decían los romanos, a ver quién es el chisgarabís que me lleva la contraria...

PFRAN04 Historia General de la Guerra de España

Ramón y Jesús María Salas Larrazábal. Ediciones RIALP. Madrid 1986

Buenos mapas, carteles y fotografías de guerra, en eso los Salas siempre fueron pioneros, aunque no nombran la autoría de nadie, parece que fueran dueños y señores de todo lo que saquearon. Y eso que advierten contra la copia ilegal de todo o parte del libro. Bueno, ellos fueron los vencedores y no tienen que dar cuenta a nadie, aunque ya vamos por 1986. El libro está bien estructurado y a veces puede parecer equidistante, no digo ya objetivo. Por lo demás las mismas precauciones que en los libros anteriores.

PFRAN05 Historia militar de la Guerra de España

Manuel Aznar. Ediciones Ideas. Madrid 1940

Ya le tuvo que dar a la tecla el señor Manuel Aznar, sacó este monumental panegírico de Franco y sus conmilitones al año siguiente del fin de la guerra. El señor Aznar tenía mucho que hacerse perdonar, pues tenía una pasado liberal y nacionalista vasco, un poco rojillo, poco, pues los republicanos quisieron fusilarle y tuvo que salir en estampida, pero suficiente pues cuando pasó a la zona rebelde fueron los franquistas los que quisieron fusilarle. El caso es que consiguió salir de la carcel para integrarse en cuerpo y alma como periodista del Cuartel General. Aznar era un escritor minucioso e inteligente de modo que cuando quería hacer una pequeña crítica a las operaciones rebeldes, siempre la ponía citando a  un tercero, entrecomillada y con cursiva. Nuestro ejemplar tiene 77 años y el papel ha aguantado estupendamente, parece que no usaban entonces esos agresivos actuales para blanquearlo. La portada, por contra está muy deteriorada al igual que la encuadernación. Por cierto, lo regalamos a gastos de envío: sbhac@sbhac.net

PFRAN06 La dominación roja en España. Causa General.

Ministerio Fiscal. 4ª edición. Madrid 1961

La Causa General fue organizada como un sumario judicial de once piezas con 1953  legajos que se custodian en la actualidad en 4000 cajas. La causa abarcaba desde el mismo día de la proclamación de la II República hasta el fin de la guerra, con especial énfasis en la revolución del 34. Tenía pues un ilegal carácter retroactivo, que caracterizó la justicia franquista durante decenios. En la actualidad se encuentra en el AHN de Salamanca, donde, ¡asómbrense! fueron enviados en 1980 por la Fiscalía General del Estado. Este archivo franquista destinado a la propaganda y la represión ha sido fundamental para muchos estudios sobre la represión en la Guerra Civil por la sencilla razón de que hay muy pocos donde investigar, salvo las vedadas Capitanías Generales, y los protegidos archivos de los juzgados. El Ministerio Fiscal nunca se preocupó de incluir los crímenes franquistas en el estudio, lo que deja a la Causa General en mala situación jurídica. Por otro lado se sabe que el Ministro de Justicia y el propio Fiscal Jefe de la Causa General enviaron repetidos y señalados escritos a los juzgados, alcaldías, diputaciones, puestos de la Guardia Civil, cuarteles de Falange y todos tipo de organismos salidos de la victoria franquista para que investigaran y acumularan todas las pruebas posibles contra la dominación roja en España. Esta presión, probablemente acogida con gran satisfacción por algunas de las nuevas autoridades municipales, permitió recolectar todos los datos que se pudo pero sin cotejarlos con otras provincias para eliminar duplicidades de fusilados o encarcelados en una provincia distinta de la de su residencia. Por otro lado se exhortó mediante bandos a presentarse en los juzgados con toda la información relativa a la represión republicana en todas las localidades del país, bien fueran asesinatos o simples expropiaciones. Viudas y damnificados fueron presionados para denunciar todo tipo de delitos ciertos o inventados. También se sabe en la actualidad que muchos autoridades locales incluyeron en sus escritos represaliados precisamente del bando franquista, lo que era una forma de blanquearlos. También se engrosaron las listas con combatientes muertos en el frente pero pertenecientes a la provincia. Todas las triquiñuelas valían. Cuando se confeccionó el supuesto listado de asesinados por los rojos, salieron unos 85.540, lo que decepcionó mucho a Franco, que ferviente creyente de su propia propaganda esperaba 300.000. Como será la cosa, que ningún historiador franquista de la represión republicana hizo suya esta abultada cifra. Tras los estudios desinteresados tras la muerte de Franco quedaron unos 40.000 asesinados con visos de credibilidad que están siendo de nuevo revisados acercándose a los 30.000, cifra de represaliados por los republicanos más cercana a los estudios reales.

En cuanto al libro que nos ocupa, verdadero engendro del terror y la propaganda mas siniestra, su descripción literaria está hecha con un ensañamiento que le quita todo valor probatorio, pues su intención precisamente es hacer creer que en la zona rebelde y en la posterior España franquista no se hizo cuando menos lo mismo en número, ensañamiento, crueldad y saqueo. Hoy sabemos además, que la represión franquista triplica la republicana, cuando llevamos investigados apenas un 60 % de territorio nacional.

PFRAN07 La marcha sobre Madrid. Servicio Histórico Militar. Monografías de la Guerra de España - nº 1

Coronel José Manuel Martínez Bande. Capitán José Campanario Román. Croquis: Juan Antonio Hernández Serrano. Librería Editorial San Martín. Madrid 1982 Segunda edición.

Esta serie monográfica comprende la ingente obra del coronel Martínez Bande y de su coautor el capitán José Campanario Román. Son 19 tomos (21 en puridad pues los dos últimos se dividen en dos volúmenes) Se trata del intento más serio y documentado de ofrecer una historia militar de la Guerra Civil española desde la perspectiva militar franquista. Comenzaron a publicarse en 1968 y se terminaron en 1985. Las monografías incorporan, croquis, imágenes y fotografías de calidad con comentarios correctos. El texto está muy bien redactado, con cierta calidad literaria. Ha sido reeditada en varias ocasiones y para los aficionados de tendencia franquista es la "summa teológica" que supera incluso a la obra de Salas. La monografía intenta aparecer equidistante, pero no lo consigue. Se trata de una obra que expresa la opinión intelectual del Ejército Franquista. Para el aficionado queda inmediatamente patente esta predilección de los autores, y para el historiador queda descartada como fuente secundaria de calidad, pese a todos su méritos.

PFRAN08 Diccionario para un macuto

Rafael García Serrano. Homo Legens. Madrid 2010

La primera edición de esta exitosa obra fue publicada en 1964. Su autor un ex combatiente franquista, escritor y periodista de éxito, debió disfrutar mucho escribiéndola. No se trata sólo de batallitas de la mili del  abuelo, la obra trata de dar una visión desdramatizada de la guerra, sentimental y sobre todo nostálgica de un pasado franquista que se iba perdiendo pese a que la primera edición coincidió con las famosos XXV años de Paz y Ciencia (25 años de paciencia, decíamos nosotros).  García Serrano tiene gracia y estilo pero de la lectura del libro salen más muecas que risas si eres medianamente demócrata.

PFRAN09 ¡No pasarán! Objetivo Madrid

George Hills. Editorial San Martín. Madrid 1978.

La solapilla de este libro trae algunas reseñas de historiadores muy conocidos donde se alaba su imparcialidad. Bueno, con neutrales como este no hacen falta escritores franquistas. Todos los tópicos antirrepublicanos puestos al servicio de este artillero inglés. Lo traemos aquí a colación para que el personal valore como se puede confundir en una solapilla. Y es que la editorial San Martín no publicaba nada a lo que no pudiera sacarle el jugo. No se deje engañar, este hombre no es neutral, es un historiador militar cargado de prejuicios contra toda idea de izquierdas. Bueno, a Giral, el pobre, lo moteja de extrema izquierda, esperemos que fuera un lapsus con Izquierda Republicana.

PFRAN10 Soldado de poca fortuna.

Jesús Martínez Tessier e hijos. Aguilar Madrid 2001

La lectura de esta en principio atrayente historia parte el espinazo de cualquier republicano.  Este tipo es puro ácido contra la República. Todos son malvados comunistas. Al gran Bascuñana luchador comunista desde que nació, le pinta como un desalmado, el canijo de Bascuñana, le llama. Hasta Atadell, el de la brigada del Amanecer, era comunista. Su visión de la guerra y de la política de la época es un éxito de la propaganda franquista.

Por otro lado, el soldado desafortunado estaba en su derecho a pensar lo que quisiera, pero si tan doloroso era luchar por el gobierno legal, podía haberse pasado al bando contrario como hicieron muchos en su misma tesitura. Parece ser que tras la guerra y unos meses prisionero, se alistó en la División Azul para lavar un poco la falta de haber combatido en una división de choque del Ejército Popular, siendo en el fondo un rebelde franquista.

PFRAN11 Guernica.

Klaus A. Maier. Sedmay Editores. Madrid 1976

Este historiador y oficial de la Fuerza Aérea de la República Federal, quiso lavar la cara de la Legión Condor utilizando el diario de Von Richthofen y otros documentos y estadillos. Es un poco de, ¡sí!, fuimos nosotros y los italianos, y los franquistas lo autorizaron, pero fue muy poco, y encima tuvimos que cargar con toda la culpa. ¡Angelitos, pobres angelitos!

PFRAN12 Policía y Guardia Civil en la España republicana

Julio de Antón. Edibeso Wells Madrid 2001

Julio de Antón, comisario del CNP se atreve con este periodo político en este significativo libro con unos anexos interesantes, y sobre todo con un relato alejado de los tópicos de los propagandistas del franquismo. Todo el estado republicano se rompe el 18 de julio,  y se recompone como puede, policía incluida. Unos con más lealtad que otros. Las fuentes de Antón son mayoritariamente las publicadas en España durante el franquismo y quedan en evidencia en el relato del asesinato de Calvo Sotelo.

PFRAN13 C.T.V. Los Legionarios  italianos en la GCe 1936-1939

José Luis Alcofar Nassaes. DOPESA. Barccelona 1972

Este prolífico historiador no puede ser calificado como propagandista del franquismo en puridad, se encuentra entre los historiadores de los años setenta, simpatizantes del franquismo, pero que tratan de dar otro aire a la historia oficial al nuevo ritmo que quiso implantar Ricardo de la Cierva cuando le dio por ser historiador franquista protodemocrático, aunque le duró muy poco, volviéndose a sus fuentes furibundas. Naturalmente, no lo consiguen. Alcofar participaba en sus libros de casi todos los mitos franquistas, y prácticamente sostenía las tesis de Martínez Bande y un poco después las de Ramón Salas Larrazábal. Alcofar se suponía experto en la intervención italiana, en la marina republicana y en el armamento de la Guerra Civil. Afirmaba que se recibieron más de  600 tanques, 1000 aviones y otras ingentes cantidades de armas. Ellos sabían que era mentira, pues no había fuentes primarias (1) que lo sostuvieran, y lo que es peor, tras la guerra, aparecieron las armas que aparecieron, útiles, inútiles o destruidas. Pero elaboraron decenas de informes para justificarlo basados en alambicados razonamientos y pseudoinformes (como el de Prieto) y falsos razonamientos matemáticos, tantas baterías a tantos cañones.... En cuanto a la intervención italiana, Alcofar se limitó a hacer propaganda con muy poco espíritu crítico. También mantuvo encontradas polémicas con historiadores democráticos e hispanistas que ponían a los propagandistas franquistas de muy mal humor que no querían permitir que el opaco mundo de la historiografía militar de la Guerra Civil que con tanto esfuerzo habían creado se les fuera de las manos por cuatro advenedizos.

(1) Hasta que llegó la TV3 y Gerald Howson que estudiaron los archivos rusos (RGA) y desmontaron todo el tinglado

PFRAN14 Historia esencial de la Guerra Civil española

Ricardo de la Cierva. Editorial Fenix Madrid  1996

Perdidas sus ultimas plumas de camuflaje demócrata, Don Ricardo ya talludito, vuelve a sus fueros y resuelve todos los problemas setenta años después. ¿Pero tenía algún problema la propaganda franquista, pendiente de resolver?

PFRAN15 1936 Fraude y violencia en las elecciones de Frente Popular.

Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García. Espasa. Barcelona 2017.

El staff promo-franquista de las Universidad privada Rey Juan Carlos, muy mal valorada en las catalogaciones internacionales, lleva años enfrascado en el proyector de demonizar a la II República y a la par legitimar los golpes militares en la España del siglo pasado y en especial el que a su magín, mas lo necesita, el golpe militar de julio de 1936. Para ello emprender sesudos estudios de rimbombantes nombres que camuflen toda una serie de libros falaces y tramposos que pongan del revés lo poco que le queda del derecho a la II República, ya sean los "gansteres" de Prieto, o como en este caso, las elecciones de febrero de 1936. El título ya toca las narices del buen republicano. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular, o sea que estas elecciones eran del F.P., pese a que estaban las derechas en el gobierno al cuidado de este asunto, y de paso los "angelitos" de la coalición de derechas y partidos fascistas, con una larga tradición de violencia y fraude, no practicaron esta vez, las técnicas de fraude y violencia que tan bien se les daba y que les daban una y otra vez, mayorías en territorios perfectamente controlados por los caciques. El estudio no demuestra nada, basándose especialmente en las provincias donde se repitieron las elecciones por denuncias, y en actas supuestamente falseadas. De paso añadimos misterio al hecho evidente de que el gobierno reconociera su derrota y cediera el paso al del frente popular. Vale, no coló lo que de que los militares y sus apoyos más belicosos (en acción desde el mismo 14 de abril de 1931), se levantaron repentinamente por el asesinato de Calvo Sotelo, creando de la nada una conspiración antigubernamental en tres días de julio. Vale, tampoco coló que había una conspiración comunista para instaurar el comunismo en España, y en vez de avisar al gobierno y apoyarle como era su obligación, no, decidieron derribarlo por la fuerza, y esto sí que era violencia, pues ya se sabe, que Azaña era el jefe de todos los comunistas de España. Pero no coló. ¡Pues ya está!, cojamos el viejo mito de Arrarás y otros, ¡Las elecciones fueron ilegítimas! y demos a este mito franquista una aire estudioso e histórico y si cuela, cuela. Miles de extremo-derechistas saltarán alborozados de alegría, ¡ya lo sabía yo! Estos rojos hicieron trampas y por eso tuvimos que intervenir, para salvar la República. Como lo demuestra que durante 15 días nuestro adorados generales rebeldes gritaban viva la República y otras populares frases. Luego cuando nos hicimos fuertes, abandonamos estas monsergas, y ¡ala! a por Madrid. Y así, 80 años después los españoles descubren que la prestigiosa Universidad Juan Carlos Primero, ha descubierto que el Frente Popular, pese a que no tenía el control de las urnas, pese a la feroz inspección de los delegados derechistas en las mesas electorales, pese a el abundante fraude derechista rural que había acompañado todas las elecciones desde las municipales del 31, pese a todo eso, como hubo algunas trampas, las nuestras no, las de los rojos, el gobierno devenido de estas elecciones era ilegal, y nuestros amados militares decimonónicos hicieron bien en volarlo, provocar la mayor tragedia y sangría de su historia, e instaurar un régimen fascista y sangriento que duró 40 años. Todos ello por una actas falsificadas, al parecer, dos provincias donde las cosas no estaban claras y hubo de repetir las elecciones, y algo que le paso al gobierno y le obligó a dimitir. ¡Las hordas comunistas, seguro! Y así este libro ingresa con todos los honores en este capitulo de propaganda franquista.

PFRAN16 Uniformes militares de la Guerra Civil española.

José Mª Bueno. Almena. Madrid 1977

Este dibujante franquista declarado, (la dedicatoria de este libro dice: "A la memoria de Francisco Franco, Caudillo de los ejércitos nacionales"), este dibujante, digo, tiene buen hacer y estilo propio. Es bastante prolífico. A los dibujos que representan uniformes de soldados  republicanos les da su especial aire, o de golfo, o de puta, si se trata de milicianas. Muy edificante.

PFRAN17 El comisariado político en la Guerra Civil española. 1936-1939

Comin Colomer. San Martín. Madrid 1973.

La solapilla del libro dice así: este libro no es un libro de escándalo, sino bien documentado. Quiere decir que no es un libro como los que habitualmente se publican en la editorial: pura propaganda, sobre todo si son del policía franquista Comín Colomer. Como será la cosa que la propia editorial tiene que salir al paso.

EL libro no vale nada ni como propaganda, deslabazado, inconexo, sin relato y sin líneas reales de estudio. Así son mtodos sus libros. Un poco como otro policía franquista, y amigo de Comín, Mauricio Carlavilla, aunque este último tenía mejor pluma y mucha más mala baba.

PFRAN18 El 5º Regimiento de Milicias Populares.

E. Comin Colomer. San Martín. Madrid 1973

Churras, merinas, anacronías, chorradas, mentiras, mendacidades... Estos tipo escribían sin miedo a la crítica, solo querían agradar a sus feroces lectores.

PFRAN19 El maquis en sus documentos.

F. Aguado Sánchez. San Martín. Madrid 1976.

Para el autor, oficial de la Guardia Civil, este es un relato histórico basado en documentos del movimiento subversivo terrorista de la posguerra española. O sea que lo del "maquis" del título es para que el lector sepa de qué estamos hablando, pues el otro y largo improperio no lo reconoce ni los franquistas. El caso es que si empezamos así, buena será la obra. Pues si el maquis francés, yugoslavo, ruso, etc... si tenía derecho moral a luchar contra el fascismo, y tal como Aguado, las brigadas SS, las más criminales que los combatían, también lo llamaban subversivos y terroristas. La derrota nazi lo cambio todo, salvo en España, pero el derecho moral a combatir al fascismo español, especial mezcla local de fascismo, militarismo y fanatismo religioso, ese sí lo tenían los combatientes de la libertad, nuestros heroicos maquis. Por mucho que a Aguado le duela

PFRAN20 Por qué fuimos vencidos.

José Manuel Martínez Bande. Prensa Española. Madrid 1975

Martínez Bande, lo que en realidad quería decir, es: por qué los rojos nunca podían ganar. El libro está bien estructurado pero yerra totalmente cuando se dedica Martínez Bande a coger de aquí y de allá opiniones críticas con la República, mitos antirrepublicanos, mitos anticomunistas y medias verdades y con ello despacha el porqué. En absoluto. La República fue vencida en los primeros momentos de la rebelión, a finales de agosto la República ya estaba en trance gravísimo. Aun así aguantó heroicamente el invierno del 36. En el verano del 37, la pérdida de Norte hizo imposible la victoria, se podía aspirar a tablas, como mucho, paz negociada. Pero esta posibilidad se perdió en la conferencia de Munich en plena batalla del Ebro.

Resumiendo: Las tres principales causas políticas de la derrota de la II República:

-      La incapacidad gubernamental de impedir el golpe y el error inicial de no entregar las armas al pueblo e inmediatamente formar un gobierno de salvación nacional que incluyera a todos los partidos del Frente Popular y a los sindicatos.

-      Abandono a su suerte de la República por parte de Inglaterra y Francia.

-      Decidida y temprana ayuda de las potencias fascistas a los rebeldes.

Que como vemos, se produjeron durante el primer trance decisivo de la II República.

Este enlace de una de muestras páginas abundará en este tema.

PFRAN21 Brigadas Internacionales

José María Martínez Bande. Caralt editor. Barcelona 1972

Martínez Bande en estado puro. Moscú, mucho Moscú. III Internacional, fanáticos y aventureros, malos soldados con ratos heroicos, resultados y bajas catastróficas, un desastre. Tantas mentiras ante una sólida y única verdad: trabajadores del mundo, voluntarios en el Ejército de la II República española, organizados por la III Internacional para dar apoyo a la lucha del pueblo español. Voluntarios de la libertad. No lo soportan, pese a que sus tropas de choque eran principalmente, alemanes, italianos y rudos mercenarios del Rif.

PFRAN22 La guerra de las dos españas.

José María Gárate de Córdoba. Caralt editores. Barcelona 1976

Este militar, alférez provisional con Franco, intenta seriedad y mesura, pero no lo consigue, bajo su tranquila prosa subyacen los mismos prejuicios y mitos franquistas de siempre. En este breviario se pretende ponerle cifras a los hechos como especie de objetividad. Pero hay una anécdota significativa. El autor, con gran admiración desgrana la para él, epopeya del cerco del Alcázar, al final de relato nos hace una estadística de la población sitiada en su interior, combatientes, Guardias, paisanos, mujeres, religiosas, niños y ancianos. Todos los adultos, civiles y militares combaten, 1203. ¿Y los rehenes republicanos que se llevó Moscardó y que fueron fusilados al termino del cerco? ¿combatían también? Si ofreces datos, ofrécelos de verdad, que estábamos en 1976.

PFRAN23 Tenientes en campaña.

José María Gárate Córdoba. San Martin. Madrid 1977

Gárate hace aquí una buen relato y marca buenas líneas de estudio, pero no suelta del todo sus prejuicios y su apego a los mitos antirrepublicanos, y el libro, pese a sus méritos pierde verosimilitud.

PFRAN24 Yo, ministro de Stalin en España.

Jesús Hernandez Tomás. Prologado y comentado por Mauricio Carlavilla. NOS. Madrid 1954.

Como aprovechar la disidencia de Jesús Hernández para enmierdar a todo rojerío viviente, comentando con muy mala leche y mentiras a esgalla. Otro éxito del policía franquista Mauricio Carlavilla, que a veces firmaba Mauricio Karl, por eso de parecer más nazi de lo que era.

PFRAN25 Yo y Moscú

Indalecio Prieto. Prologado y comentado por Mauricio Carlavilla. NOS. Madrid 1954.

Una joyita de la propaganda franquista. El libro de Indalecio Prieto, comentado por la mala baba de Mauricio Carlavilla.