S.B.H.A.C.

Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores

Memoria Introducción Carteles Fuerzas Personajes Imágenes Bibliografía Relatos Victimas Textos Prensa Colaboraciones
Imágenes de la Guerra Civil española Enlaces

29.1.- Armas en acción.

- Armamento del infante -

29.1.1 Los futuros milicianos corren para tomar el Cuartel de la Montaña. sólo dos llevan armas, pero todos saben dónde están. La multitud había enloquecido con las criminales artimañas de los oficiales sublevados, de sacar bandera blanca y a continuación abrir fuego de ametralladora. Y así pasó lo que pasó. Lo que tampoco es excusa.

29.1.2 El comandante Ristori, del Cuartel General de la Armada, acompañó a las fuerzas de orden público y a los milicianos para doblegar al regimiento aerostático en Guadalajara, sublevado por militares traidores, y rápidamente dominados por no contar en realidad con muchos apoyos en la tropa. En la foto se ven tres armas, un mosquetón que lleva un miliciano, la Astra 900 con culatín del guardia y el revolver del comandante Ristori. A destacar, el pañuelo en la cabeza, estilo albañil, del encorbatado posible periodista, y las botellas de, ¿sidra?, al pie de los guardias, y por cierto, abiertas.

29.1.3 Tras la victoria gubernamental el 22 de julio en Guadalajara, Milicianos, pero sobre todo guardias de asalto, se fotografían felices pensando que la guerra son cuatro días, y que además han tenido suerte al escoger el bando adecuado. La unidad es de caballería y lleva tercerolas del Mauser español.

29.1.4 Un escuadrón de sables del ejercito se instruye en un descampado al poco de iniciarse la guerra. También llevan la tercerola de caballería. Esta uniformidad no volverá a verse en toda la guerra en ninguno de los dos bandos.

29.1.5 Milicianos del otoño de 1936, pero de variado armamento se parapetan y parecen hacer fuego, no sabemos si real o a petición del fotógrafo. Fusiles Mauser, mosquetones, carabina Tigre, y una pistola ¿Star?

29.1.6 Una bella estampa ya sea casual o de propaganda. El soldado, bien uniformado y pertrechado, con botas, polainas, uniforme de paño y gorro también de paño, típico del frente del Centro, acaricia al perro, mientras muestra, sin querer, la excelente arma que lleva, el Lee-Enfield ingles, calibre .303, similar al P17 americano, y del que se recibieron muchas unidades en el Frente del Centro.

29.1.7 Estos guardias de asalto, que han reciclado sus uniformes rápidamente para adaptarlos a la guerra moderna, parecen más unos comandos británicos en la acción de Dieppe, que fuerzas de orden público al servicio del gobierno legítimo. En la manga izquierda llevan un triángulo, del que desconocemos su significado y contenido. El correaje y las cartucheras, salvo las del sargento, no son las reglamentarias del ejército de preguerra. Además llevan tres cartucheras a cada lado y dos más bajo los hombros. La unidad tiene un magnífico aspecto, aunque eso  no garantiza que sea de choque.

29.1.8 Variada colección de uniformes y de fusiles. Enfields, mosquetones Mauser, una tercerola, y otros. Aunque la foto es un poco inverosímil, dada la altura del fotógrafo respecto de la trinchera, no parece que sea una pose, pues los soldados no se hubieran molestado en accionar los cerrojos y cargar. Así que puede que el fotógrafo este en una posición más alta y a cubierto.

29.1.9 Frente Norte. Irún, al principio de la guerra. Milicianos vascos de toda fortuna y condición se parapetan para esperar a las carlistas de Mola, a los que hicieron bastante más guerra de la que el general faccioso esperaba. A destacar la Astra automática del miliciano con casco.

29.1.9.1 Parejo tiempo y escenario. Esta vez se trata de voluntarios Belgas de los que combatieron con Cristóbal Errandonea en la defensa de San Marcial. Uno de ellos porta una RU-35 de la casa Star, subfusil que había sido fabricado para cubrir los pedidos del ejército, pero que nunca se distribuyó en cantidades apreciables.

29.1.10 Fusiles Mauser, mosquetones y carabinas Tigre en esta sección de alguno de los batallones milicianos que se formaron en Euskadi a principios de la guerra.

29.1.11 Los milicianos de la columna de Martínez de Aragón, hacen fuego desde las alturas de la catedral de Sigüenza. Dado cómo se desarrollaron los acontecimientos en esa ciudad, quizá la imagen sea una pose.

29.1.12 Este miliciano, con aires de pertenecer a una unidad patrocinada por la CNT, con esas gorrillas confederales inconfundibles, alimenta su fusil, que es un fusil Winchester de 1895, perfectamente compatible con el Moisin-Nagant en cartuchos y bayoneta, y que fueron encargados por el Zar a la empresa americana un poco antes de la Gran Guerra.

29.1.13 Esta voluntaria extranjera en el temprano frente de Aragón, no deja de ser una mayúscula sorpresa. Pues es probablemente el soldado mejor uniformado de todo el frente. Lleva fusil, pistola, cartuchera y un uniforme de buen paño. Fuma con discreción y parece mantenerse a la expectativa de órdenes, mientras, sin duda, descansa, a la vera del coche del comité. ¿Quién sería esta intrépida joven?


M. B. dice que quizá se trate de Felicia Browne ( en la imagen a la izquierda), artista inglesa residente en Cataluña que al inicio de la guerra se alisto en una columna miliciana y  cayó muerta a los pocos días.

29.1.14 Hermosa foto de propaganda de soldados del Ejercito Regular Republicano con sus cascos tipo Adrián y tipo Español de 1927, sus fusiles Moisin, y sus modernísimas caretas antigas, quizá de factura catalana (de la Comisión de Industrias de Cataluña) o quizá compradas en el extranjero. Escenario probable, el frente del Centro, dado el origen de la foto (Archivo Rojo), y tiempo, mediados de 1937.

29.1.15 Después de la batalla de Guadalajara, las unidades más fogueadas del Ejército del Centro recogieron sustancioso botín y numerosos prisioneros. En la imagen, los soldados, ha nada milicianos, pero que ya han pasado por la defensa de Madrid, y por la batalla del Jarama, muestran orgullosos objetos tomados al enemigo, entre los que destacan máscaras antigas de factura más anticuada a los de la imagen anterior.

29.1.16 El inefable Hemingway ayuda a un soldado novato a cargar correctamente su Moisin. Escenario, Frente del Ebro, lugar Mora del Ebro, 1938. El compañero Ernest, disfrutaba enormemente de estas tareas, veterano de la Gran Guerra, amante de las armas, y decidido partidario de la República española, toda su vida aconsejó mostrarse valeroso en la vida que a uno le ha tocado vivir.

29.1.17 Teruel. Soldados de la 25 división de Vivancos o de algunas de las brigadas de la 40 División de Carabineros, guardan las máquinas de la compañía, mientras sus compañeros, a los que miran, pelean calle por calle, casa por casa, piso por piso, para conquistar el rebelde (¡y valeroso!) Teruel.

29.1.18 El pie original de la foto del AHN decía que se trataba de hombres de la columna Durruti en tierras de Aragón. Pero me apuesto un paquete de sopicaldos, a que se trata de hombres del V Cuerpo en uno de los túneles de ferrocarril que sirvieron de refugio y retaguardia a Ejército del Ebro.

29.1.19 Soldados republicanos caminan por las calles del Belchite ya tomado, dejando a su vera una posición rebelde.

29.1.20 El oficial revista las armas de los milicianos, unos fusiles Winchester de 1895, compatible con la munición y la bayoneta del Moisin-Nagant. Por cierto, o los milicianos han sido muy malos y les han cortado el pelo al cero a todos, oficial incluido, o los piojos han hecho acto de presencia y el sanitario ha tomado el camino más corto.

29.1.21  Pontoneros de la República atraviesan el Ebro, para tender un cable que quizá sirva posteriormente de guía para un puente de barcas, o simplemente de seguro para las barcas. Los soldados van decididos, ninguno mira para atrás, y todo llevan el arma en bandolera para que no moleste en las maniobras siguientes. La mayor operación anfibia de toda la historia militar española, fue realizada con éxito por el Ejército Regular de la II República.

29.1.22 Brigadistas internacionales se preparan para cruzar el Ebro no muy lejos de la imagen anterior.

29.1.23 Ya le podían echar una mano al esforzado remero...

29.1.24 El pie de la foto decía que se trataba de soldados republicanos entrenándose para cruzar el Ebro. Un poco más y se ahogan, los pobres...

29.1.25 18 de agosto de 1938, unidades republicanas se aproximan a Gandesa para reforzar el frente. El soldado lleva una manta, una cantimplora, un macuto con sus pertenencias, las trinchas, el casco, y una tercerola Mauser de caballería. En su mirada hay un incierto destino: voy a primera línea, amigo fotógrafo, tengo el cuerpo curtido por el sol catalán, y ya veremos cómo acaba esto...

29.1.26 Veteranos de la 46 división que en el Ebro mandaba el mayor de milicias Domiciano Leal se prepararan para repeler un ataque rebelde. La posición parece ventajosa, pero un tanto endeble para la artillería. De hecho, los soldados se retiraban al resguardo de cuevas (naturales o excavadas) durante los largos bombardeos de la artillería, llevándose todo. En cuanto paraba el bombardeo, incluido el aéreo, salían disparados hacia las destrozadas posiciones, las recomponían a toda velocidad a golpe de pico y pala, emplazaban las máquinas, distribuían las granadas (fundamentales para rechazar el ataque) y se disponían a resistir la suicida embestida de los regulares, legionarios y carlistas supervivientes del anterior ataque a Valencia, concretamente a la bien defendida Línea XYZ de Miaja. El enemigo terminaba desistiendo, y si habías sobrevivido, bien contento podías estar, pues el benéfico destino te dejaba respirar otro día, hasta el próximo ataque. Y así un mes y otro mes y otro mes. Con un calor espantoso, una mortandad brutal, una sed atormentadora, un rancho detestable, y unos mandos, comisarios y camaradas extraordinarios, que hicieron soportable aquella brutal batalla de desgaste que la República se planteó por pura necesidad, y Franco por que le dio la gana.

29.1.27 Pues no sabemos si se trata de una granada defensiva, ofensiva o de instrucción. En todo caso, el soldado está posando para el fotógrafo, pues pruebe usted a lanzar una piedra de equivalente tamaño en esa postura y verá que cerquita le queda. Y lo digo con el conocimiento de todas las PO3 que lancé en la mili.

29.1.28 Dinamitero republicano lanzando explosivos con su honda, aunque más parece una simple cuerda de atar. La estampa es propagandística cien por cien.

29.1.29 Un soldado asturiano arroja su bomba de mano contra el enemigo desde un improvisado parapeto de piedra y tierra.

29.1.30 Dinamiteros de la CNT posan para el fotógrafo en el frente de Aragón, con estas cartucheras artesanales para cargadores y bombas de mano, en este caso, Laffites y también de piña. Las unidades patrocinadas por la CNT, aunque hubieran sido militarizadas, siempre conservaron un aire especial en su uniformidad, sobre todo en el frente de Aragón, y mucho más aún al comienzo de la guerra. La gorra de campaña Confederal (tres de los fotografiados la llevan) identifica con poco margen de error a estas unidades, como la gorra blanda identifica a las unidades del Cuerpo de Maniobra, o el gorro pasamontañas de paño, identifica al Ejército del Centro. Observe el lector la variedad de calzados.

29.1.31 Estos granaderos llevan al cinto granadas defensivas polacas GR1. Pero esta imagen es casi una piedra de Rosetta para el aficionado. Se trata del otoño de 1936, entre los meses de octubre y principio de noviembre en el frente del Centro. Y la explicación es sencilla. Las granadas defensivas polacas GR1, llegaron en esas fechas vía SEPEWE, pero además, el nuevo reglamento del Ejercito Regular salió en octubre, y si nos fijamos vemos con curiosidad que uno de los tenientes lleva las dos barras y la estrella, el nuevo, y el teniente de la cazadora y las bombas, lleva los galones del antiguo ejército. Estamos en el tiempo en que coexistieron ambos tipos de galones. Además, la gorra de piel del soldado, híbrida entre la gorra Confederal y el gorro pasamontañas de paño, se prodigó bastante en el frente de Madrid, pero la unidad no es Confederal, pues estas unidades fueron muy reacias a la militarización, y es muy probable que no llevaron ni uno ni otro galón, pero de llevar alguno, el viejo de estrellas de seis puntas.

29.1.32 El cachazudo teniente asturiano con el cigarrillo en la mano larga una explicación a los hombres que se basa fundamentalmente en mover la mano con el cigarro alrededor de los cartuchos de dinamita, mientras el dinamitero que los porta, indiferente, calcula la distancia de lanzamiento, la mecha y todo lo demás para hacerle el mayor daño al enemigo. Los hombres siguen con la mirada al cigarrillo mientras piensan: ¡para, oh! y el teniente imprudente sigue y sigue: "ye que la trayetoria..." Imagen de Constantino Suárez

Por cierto, todos llevan la popular gorrilla de campaña asturiana de las unidades del frente de Oviedo.

29.1.32.1 Dicen que esta imagen corresponde a Rosario dinamitera antes de su accidente con un petardo como este.  No lo sabemos con certeza. A destacar el chisquero de mecha que hasta hace poco usaban los dinamiteros de minas y canteras.

29.1.33 Prieto y otras autoridades en el frente de Teruel, rodean a un oficial que lleva una Labora-Fontbernat, un éxito de la CIG de Tarradellas, y que a la segunda serie, tras iniciales problema con los cargadores, ya resultó ser un arma muy aceptable. El problema es que tuvo una baja producción y los hombres de primera línea recibieron muy pocas. De hecho, es la única imagen de una Labora en primera línea que conozco.

29.1.34 García Oliver, líder de la CNT, en una pose revolucionaria con su subfusil MP28 y acompañado de otros líderes, el 19 de julio de 1936 en Barcelona. Lástima, la mala calidad de imagen.

29.1.35 El cabo porta un MP28, de los variados tipos subfusiles que la República importo al inicio de la guerra. La escena es en los alrededores de Brihuega.  El soldado de la izquierda lleva un gorro tipo ruso, pero confeccionado en España.

29.1.36 Frente de Ebro. Pelotón de voluntarios internacionales posan tras un muro de piedra con el fusil ametrallador en primera fila, que parece ser un BAR (Browning).

29.1.37 Frente del Centro, el soldado maneja una LMG checa, la ZB-26, que pesábamos nosotros habían ido a parar enteras (2000 unidades) al Grupo de Ejércitos Orientales, pero que dado el origen de la foto (Archivo Rojo), algunas quedaron en el Grupo de Ejércitos del Centro.

29.1.38 Imagen de propaganda. La fotografía es una pose. La Degtyarev modelo 1928 esta nuevecita, lo mismo que las sartenes (cargadores circulares). El soldado pudiera pertenecer a las Milicies Pirinenques por el gorro tipo barretina, pero no estamos seguros del todo.

29.1.39 Esta LMG, la Lewis y su hermano en calibre, el fusil Lee-Enfield del .303 abundaron en el frente del Centro durante el otoño de 1936 e invierno de 1937. La máquina era muy fiable. Provenía de un modelo bien probado en la Gran Guerra. Llevaba sartenes como la DP-28 (la Napot, para los rebeldes)

29.1.40 Sierra de Pandols (Batalla del Ebro), estos soldados del V cuerpo, abren fuego contra el enemigo con una LMG de origen checo, la ZB-26, que se demostró un arma extraordinaria.  El soldado con el cargador en la mano, lleva a su vera los macutos con los cargadores de la máquina. Varios países copiaron esta ametralladora ligera (en España, el FAO, con licencia, pero de las autoridades alemanas de ocupación), en Inglaterra se construyo la famosa Bren, que también hizo famoso su vehículo, el Bren-Carrier.

29.1.41 Belchite, septiembre de 1937. Los rebeldes, cercados, resisten con admirable determinación, aunque ya falta poco para su rendición. En la imagen, Guardias de Asalto republicanos con su gorra de plato vuelta para atrás y su uniforme de faena gris, hostigan a los defensores con una LMG rusa, la Maxim-Tokarev. Una buena arma muy apreciada en los pelotones de infantería. La LMG de la derecha, aunque no lo parece es también una Maxim-Tokarev.

29.1.42 Otra imagen de la misma escena donde apreciamos con detalle la Tokarev. Esta imagen siempre aparece volteada horizontalmente. Nosotros pensamos que esta es su vista correcta, pues esta arma se alimenta por la derecha, como lo demuestra la imagen 29.1.44 y otras muchas. La duda surge cuando el guardia de la izquierda maneja el mosquetón aparentemente como si fuera zurdo, lo que nos hizo dudar. No obstante creemos que debe primar la LMG en la  que se ve como la cinta se alimenta por la derecha y sale por la izquierda vacía. Si nuestra opinión fuera cierta la imagen anterior también estaría volteada. En fin, se admiten opiniones.

M.B. nos aporta esta imagen de nuestra propia web de la que no recordábamos, para apoyar que la LMG Tokarev se alimenrta por la derecha.

29.1.43 Oficiales de las Brigadas Internacionales (probablemente de la XV Brigada Internacional), posan con una LMG, Maxim-Tokarev de 7,62 mm., en una pausa del tren que les lleva al frente en 1938.

29.1.44 Otra imagen, esta vez de uso AA en el frente del Ebro, de la LMG Maxim-Tokarev, un arma muy apreciada en el Ejercito Regula de la República. Fíjese el lector como el proveedor de la máquina ayuda a la cinta por debajo del cajón de mecanismos. Por otro lado, en este uso AA, los soldados han añadido un palo en Y, para ayudar al bipode.