S.B.H.A.C.

Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores

Memoria Introducción Carteles Fuerzas Personajes Imágenes Bibliografía Relatos Victimas Textos Prensa Colaboraciones
3.5.1.- Personal de la Unión Soviética Enlaces

Los republicanos españoles, a la memoria de todos los consejeros soviéticos caídos en España luchando contra el fascismo.

Adelina Abramson (Kondratrieva) (1917-2012)

Militante y activista nacida en 1917 en Argentina de padre exiliado de la Rusia Zarista. Su padre, Benjamín Abramson  llegó a ser a inicios de los 30 delegado comercial de la URSS en Argentina. Tras el golpe del general Uriburu, la relación comercial se terminó y el padre de Adelina fue detenido, torturado y expulsado. La familia se traslado a Montevideo paso previo para viajar a Moscú. La vida en Rusia, con Stalin en medio de la Gran Purga se volvió asfixiante. Adelina había aprendido ruso con rapidez y en cuanto surgió la oportunidad de ser enviados a España padre e hija (más tarde se les unió la hermana mayor), se ofrecieron y salieron para España haciéndose pasar por agentes comerciales. En Barcelona a su padre lo enviaron al frente de Aragón y a ella a Valencia, donde el general Douglas (Yakov Smushkievich) principal asesor ruso de la Fuerza Aérea republicana y con mucha mano en las decisiones militares y aéreas, la puso de interprete y traductora en el Estado Mayor de la aviación, en la base de Los Llanos (Albacete). Su labor era tan extraordinaria que los asesores rusos se la llevaban con ellos para todas las gestiones relacionadas con la aviación, montajes de aviones recién recibidos, puesta en marcha de infraestructuras  y fabricas de la S.A.F. (Servicio Aéreo de Fabricación). Hay imágenes de un entierro de un aviador republicano en Cataluña en la que el personal de las SAF-15 y Adelina con ellos acompañaron el féretro. Su hermana Lina trabajaba de interprete  con el asesor ruso Mamsurov, un especialista en inteligencia y guerrillas, con el que se casaría más tarde. A su regreso a Rusia los Abramson tuvieron algunos problemas políticos, entre ellos, su padre fue encarcelado por trotskysta y no salió en libertad hasta la muerte de Stalin. Adelina se casó con un militar ruso y tomo su apellido (Kondratiev). A principios de los noventa y con ciertas decisiones legales que facilitaban la integración de militares republicanos en las pensiones militares, y habiendo sido teniente de la Fuerzas Aérea republicana, Adelina solicitó la pensión pero no la consiguió aunque si adquirió la nacionalidad española. Adelina se movió ya octogenaria en las asociaciones de recuperación de la memoria en España (1), y era su sueño terminar sus años en la soleada España. Pero no pudo ser por la decidida hostilidad de los altos cargos del gobierno español de turno. Murió en el 2012 a los 95 años y su funeral en Moscú contó con figuras rusas y españolas de la Asociación Archivo, Guerra Y Exilio (AGE).

Nota.-

(1) Adelina fue impulsora del homenaje a las Brigadas Internacionales en 1996, Vicepresidenta del Comité de Veteranos de Rusia y Presidenta en funciones de los Voluntarios Internacionalistas en la Guerra Civil 1936-1939, Presidenta de la Asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE).

Elisabeta Aleksandrovna

Estuvo en España desde octubre de 1936 a octubre de 1937. Fue partisana en la Gran Guerra Patria.

Sofia Mijailovna Aleksandrovskaia

Traductora militar. Estuvo en España desde febrero de 1937 hasta febrero de 1938

N. V. Alekseev

Oficial. Cayó en combate en España en febrero de 1937. Condecorado con Estrella Roja y la Bandera Roja.

 

Vladimir Antonov-0vseenko

(1884-¿1938?). Político soviético, miembro del partido bolchevique, que prestó grandes servicios a la revolución rusa: mandaba el destacamento que asaltó el palacio de Invierno de San Petersburgo en 1917, y que arrestó al Gobierno provisional; fue vicepresidente del Consejo de Comisarios del Pueblo y embajador en Polonia, Checoslovaquia, etc. Trotskista, en un principio, se sometió luego a la disciplina estaliniana. Durante la guerra civil española desempeñó el cargo de cónsul general de la URSS en Barcelona —desde donde controló la llegada de material bélico y otros socorros a la España republicana—, teniendo una destacada intervención en los sucesos acaecidos en dicha ciudad en 1937. Poco tiempo después fue llamado a su país para ser nombrado comisario del pueblo responsable de Justicia, desapareciendo, sin dejar rastro, al poco tiempo de llegar, al parecer víctima de una de las purgas de Stalin.

El cónsul general soviético en Barcelona con el presidente Company

Nota de MB.-

Es curioso como este viejo revolucionario que lo fue todo en la Rusia revolucionaria, primero menchevique, después bolchevique en la línea de Trotsky, miembro del Ejército Rojo, y alto cargo del PCUS en los años e Lénin y de Stalin, es curioso digo, cómo dedicando su vida entera a la revolución rusa, él que era un hidalgo destinado para militar zarista, terminara de una manera tan injusta, asesinado por la camarilla stalinista por su pasado, bastante leve en el circulo de los partidarios de Trotsky. Un gigante de octubre, pieza clave en la España Republicana hasta el verano de 1937, asesinado, como tantos otros soviéticos en España, Berzin, Rosenberg, Koltsov, Shtern, Smuchkievich (Douglas), etc... Todos ellos, que habían visto pasar por sus ojos los estremecedores sucesos que llevaron a Rusia  pasar de una monarquía tiránica y criminal a una esperanzadora Unión Soviética donde ninguno de estos gigantes sucesores de Lenin pudo evitar el ascenso de un tipo miserable, envidioso, lleno de  complejos, conspiranoico y criminal y que odiaba con toda su alma el pasado glorioso de los viejos bolcheviques a los que fulminó al parecer con deleite. Por otra parte, la paradoja alrededor de este tema es que si Trotsky hubiera tomado el control de la Unión, probablemente la historia de la Unión Soviética hubiera sido muy distinta, pero quizá no para mejor dado el infantilismo radical que le caracterizaba...

Paul Arman.

Oficial del ejército soviético de origen lituano (También conocido como "Greisser"), especialista en carros de combate, que intervino en la guerra civil española al mando de unidades de tanques. Mandó la compañía de 15 tanques que participó en la ofensiva de Seseña. Arman se adelantó sin esperar a la infantería de Lister, que se encontraba pegada al terreno bajo fuego automático. Arman entró en el pueblo e hizo y deshizo todo lo que quiso causando gran perjuicio a los rebeldes en material y hombres. Hizo retroceder a las tanquetas italianas Ansaldo que se demostraron incapaces para la guerra blindada. Salió del pueblo y siguió avanzando hasta Esquivias  hasta que el fuego de la artillería le obligó a retroceder. Atravesando Seseña fue emboscado por los rebeldes desde los tejados con botellas inflamables y perdió al menos tres tanques teniendo una decena de bajas, algunas con graves quemaduras. Hay un relato de Koltsov visitando el hospital con los tanquistas rusos heridos acompañado de Paul Arman. Arman exageró sus éxitos en esta acción para justificar su precipitación en el ataque al no esperar a la infantería de apoyo. Es cierto que destruyó material rebelde y diezmó varias unidades de infantería y caballería y que destruyó al menos tres tanquetas italianas, pero perdió tres carros más dos averiados que pudo remolcar y perdió, sobre todo, buenos tanquistas rusos. Combatió en la II Guerra Mundial como general.

Raisa Moiseevna Azark

Consejera del Servicio de Sanidad Militar. Estuvo en España desde diciembre de 1936 hasta julio de 1937

 

Nikifor Fiodorovich Balanov

Combatió en España. Héroe de la Unión Soviética del 27 de junio de 1937

Kuzma Arestovich Belica

Comandante de Tanques. Sirvió en España desde octubre de 1936 hasta julio de 1937.

lan Pavlovich Berzin.

(1881-¿1937?). Militar soviético, de origen letón, que a los treinta años de edad alcanzó el generalato. Al estallar la guerra civil española, siendo jefe supremo del Servicio Secreto del ejército soviético, fue nombrado agregado militar de la embajada de su país ante el Gobierno republicano español, aunque en realidad era el jefe de la misión militar soviética enviada a España con el fin de ayudar a la reorganización y puesta en marcha del ejército gubernamental. Hombre discreto y prudente en grado sumo, pasó prácticamente inadvertido, sin perjuicio de lo cual ejerció una notable influencia sobre el Gobierno español. En 1937, fue llamado a la URSS, donde poco tiempo después desapareció, víctima seguramente de una de las «purgas» ordenadas por Stalin. Su verdadero nombre era el de lan Pablovich Kuzis, si bien durante su estancia en España fue más conocido por los sobre-nombres de Starik, Goriev y Grishin.

Serguei Mijailovich Bistrov

Sirvió en España. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

A. V. Brovkin

Ametrallador y radista Condecorado con la Orden de Lenin. Caído en combate en agosto de 1937

P. I. Burov

Oficial piloto. Condecorado con la Bandera Roja. Murió en combate el 14 de junio de 1937.

Alexis Theodore Cherkásov

Observador, de veinticuatro años, nacido en Kursk. 21 Escuadrilla, Grupo 24, derribado cerca de Brunete el 8 de julio de 1937, saltó en paracaídas y fue hecho prisionero. Condenado a muerte junto a Harold E. Dahl, luego fue indultado.

Serguei Aleksandrovich Chernij

Piloto de caza. Estuvo en España desde octubre de 1936 hasta febrero de 1937. Nombrado héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936. Murió en combate en 1941 en la Gran Guerra Patria.

Ivan Gregorevich Chusof (Pelipenko)

Coronel. Estuvo en España desde septiembre de 1936 hasta mayo de 1937. Fue Consejero militar de Estado Mayor en Cataluña.

Serguei Prokofievich Denisov

Comandante de cazas. Dos veces Héroe de la Unión Soviética. Llegó a Teniente General.

Piotr Páulovich Diesnitsky.

Navegante de una escuadrilla de SB-2, actuando también como ametrallador. Volvió a la URSS en diciembre de 1936 y fue nombrado Héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936.

V. I. Dimitrov

Coronel de Artillería. Condecorado con la Bandera Roja. Murió en combate en diciembre de 1936.

F. P. Dombrovski

Piloto. Condecorado con la Bandera Roja. Caído en combate en diciembre de 1936

V. S. Dudoladov

Suboficial de autos blindados. Condecorado en varias ocasiones. Murió en combate en julio de 1937

Primo Anzhelovich Dzhibelli

Sirvió en España. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

Ilyá Grigórievich Ehrenburg

(1891-1967). Escritor y periodista soviético, de ascendencia judía, autor de diversos libros que alcanzaron gran popularidad más allá de las fronteras de su país: Las extraordinarias aventuras de Julio Jurenito, Rapaz, Moscú no cree en las lágrimas, El segundo día, etc. En 1932 visitó por primera vez España, y escribió poco tiempo después un libro titulado "España, república de trabajadores" (Ed. Cénit, Madrid, 1932), en el que, en cierto modo, ironizó sobre el entonces nuevo régimen político español. Durante la guerra civil española pasó algún tiempo en la zona republicana como corresponsal de guerra, pronunciando gran número de conferencias de carácter propagandístico e interviniendo en el II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, del que fue uno de sus principales alentadores. Fruto de esta segunda estancia en España fue su libro "Guadalajara: una derrota del fascismo", publicado en lengua alemana (Estrasburgo, Ed. Promethée, 1937). En 1946 fue nombrado miembro del Soviet Supremo, lo que, al estar libre de toda sospecha de heterodoxia política, le permitió contactar con los medios culturales de otros países, concediéndosele el Premio Stalin de literatura algunos años después (1942 Y 1947). Autor, también, de "Gentes, años, vida. Memorias" (Ed. Planeta, Barcelona, 1985), libro que constituye un valioso testimonio sobre los ambientes políticos e intelectuales de Europa en el período comprendido entre las dos guerras mundiales.

León Olich Elionovich

Teniente del Ejército. Sirvió en España desde el 15 de mayo de  1937 hasta el 20 de abril de 1938.

Ivan Profimovich Eremenko

Combatió en España. Héroe de la Unión Soviética el 28 de octubre de 1937.

Elena Naumovna Feershtein

Traductora militar del Consejero Balutin. Herida en la Batalla del Ebro.

L. D. Filatov

Suboficial. Murió en combate en febrero de 1937. Condecorado con la Bandera Roja.

V. Semionovich Goranov

Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

Vladimir Yefimovich Górev

General del ejército soviético que al estallar la guerra civil fue enviado a España, formando parte del grupo de consejeros de la URSS que se incorporó al ejército republicano para asesorara éste en cuestiones militares. Destinado, primeramente, al Estado Mayor Central, pasó, después, a servir como consejero del general Miaja en la defensa de Madrid, en la que ganó un merecido prestigio, hasta el punto de que algunos historiadores dicen que fue «el salvador de Madrid, más que ningún otro hombree. Posteriormente intervino en las operaciones de la carretera de La Coruña (Madrid), del Jarama y de Guadalajara. Enviado, por último, al norte, no le acompañó el éxito, permaneciendo en el frente de Bilbao hasta la total ocupación de dicha zona por el ejército nacionalista y corriendo la misma suerte en el de Gijón, de donde logró escapar, tras refugiarse en las montañas, gracias a la intervención de un avión soviético que consiguió aterrizar en un aeródromo de fortuna, rescatarlo y conducirlo a Francia. Poco después regresó a la URSS, donde, al parecer, fue fusilado por orden de Stalin a finales de 1937. Vicente Rojo, que lo trató de cerca, lo ve así en su libro Así fue la defensa de Madrid (Ed. Era, S. A., México. 1967): «Se trataba de un jefe extraordinariamente inteligente, correctísimo, discreto, activo, sincero y leal. Fue un valiosísimo auxiliar en las horas difíciles de la batalla de Madrid, así como durante las batallas del Jarama y de Guadalajara... Creo que llegué a apreciar cabalmente las altas dotes de Gorev, el hondo sentido de fraternidad y comprensión que ponía en su trabajo y el claro criterio militar con que enfocaba todas las cuestiones y, pese a nuestra amistad, que llegó a ser muy cordial, ni una sola vez abusó de le confianza con que llegué a tratarle. A pesar de mis ruegos de que prescindiese de formulismos, jamás se permitió venir a mi despacho sin pedir autorización previa para hacerlo... Se trataba de un militar de pura cepa, devoto de su profesión; provenía de la vieja guardia del Zar, según me informaron, pero estaba totalmente identificado con la obra de la revolución rusa por el inmenso amor que sentía por su pueblo; también lo demostraba por el español, y gracias a eso se pudo ganar nuestro afecto. Su permanente preocupación era la de evitar bajas y llegar al triunfo con el mínimo de ellas, lo cual no quiere decir que fuera un jefe sentimental ni timorato, más bien pecaba de audaz y valiente. Con frecuencia solo, o con algún oficial del Estado Mayor, que discretamente solicitaba para evitar recelos de interferencias, visitaba el frente, y sus informes, que daba siempre al regresar, eran invariablemente categóricos y veraces, cosa que contrastaba con la conducta de los personajillos políticos que iban y venían a la zona de combate.» Aunque su apellido era Gorev, se le llama también Goriev y se le da el sobrenombre de «Yvanov».

H. V. Grechischenko

Teniente. Condecorado con la Bandera Roja. Caído en combate en agosto de 1937

 

Akós A. Heveshi.

De origen húngaro, ametrallador-bombardero en SB, iba con Primo Gibelli el 30 de octubre en un Potez 54 al derribarlos. Él sobrevivió, fue destinado a la 21 Escuadrilla del Grupo 12 y abandonó España en mayo de 1937 al venir el segundo turno de tripulantes de Katiuskas.

P. I. Ivanov

Piloto. Condecorado con la Orden de la Bandera Roja el 2 de enero de 1937. Murió en combate el 3 de enero de 1937

Adam Zapshev Jadzhi

Sirvió en España y cayó en combate en octubre de 1936. Condecorado con la Orden de la Bandera Roja.

I. A. Jovanski

Piloto. Murió combatiendo en los cielos de Madrid en enero de 1937. Nombrado héroe de la Unión Soviética el 4 de julio de 19378.

Víktor Stepánovich Jolzunov.

Comandante de Bombarderos. Estuvo en España desde Septiembre de 1936. Formó parte del grupo que voló en los Breguet XIX y Potez 54 hasta octubre de 1936. Después fue jefe de la 22 Escuadrilla de Katiuskas, permaneciendo hasta marzo de 1937. Nombrado Major a su vuelta a Rusia y Héroe de la Unión Soviética, ascendió a General Major en las Fuerza Aérea Soviética. Falleció en misión no de guerra el 28 de julio de 1939.

Moisei Grigorivich Klimnik

Llegó a España en Febrero de 1938 y fue jefe de Servicios de la CXXIX Brigada Internacional.

Ivan Stepanovich Kóniev

(1897-1973). Alto oficial del ejército soviético que durante la guerra civil española fue enviado a España en calidad de asesor del ejército republicano. Según cuenta Valentín González el Campesino. Kóniev —que en España utilizaba el apodo de «Paulito»— simultaneó su función asesora con la de preparador técnico de grupos capaces de desarrollar acciones de guerrillas en la zona enemiga. Durante la segunda guerra mundial alcanzó el grado de mariscal de su país, desempeñando el cargo de ministro adjunto de Defensa y jefe de las fuerzas soviéticas en el Pacto de Varsovia yen Alemania Oriental.

 Mijaíl Koltsov.

Político y periodista soviético de origen ucraniano y de familia judía que en su juventud se enroló en el Ejército Rojo con el que combatió en la guerra civil. Se relacionó con líderes bolcheviques próximos a Trosky aunque no formó parte de ningún grupo de ideas dentro del comunismo ruso. Al revés, se convirtió en una ortodoxo periodista que alcanzó los mayores puestos en el órgano oficial del PCUS, Pravda. También fue fundador del diario Ogokek, en cuyas páginas publicó una serie de artículos sobre sus viajes a Asia, Alemania, Hungría y Yugoslavia. Entre los periodistas soviéticos él era un peso pesado y como miembro del Partido tenía muy buenos contactos y respaldos. Incluso según algunos tenía relación directa con Stalin, cosa que de ser cierta significaba simplemente que Stalin lo llamaba para darle instrucciones.

Koltsov representa lo mejor de la revolución rusa, revolucionarios en estado químicamente puro, formados política e incluso, militarmente, y capaces de análisis rápidos, cortos y certeros que nos dejan impresionados. Se dice que era un agente personal de Stalin. Yo no lo creo. Lo que si era cierto es que era miembro del consejo editorial de diario Pravda, esto es un alto cargo en el comunismo ruso y que se entrevistó en varias ocasiones con Stalin, como decimos. Por tanto sabiéndose importante y protegido y sabiéndolo todos sus camaradas, Koltsov se movió como si fuera la mano derecha de Stalin y probablemente esa fue una de las causas de su muerte.  Y como muchos de los rusos llegados a España serían fusilados al regreso a Rusia por lo que representaban. Traían un fresco y renovador viento de las tierras iberas, que chocaba brutalmente con el horror estaliniano. Y en el caso de Koltsov el bagaje personal citado mas un cierto pasado sospechoso de amistados peligrosas en la Rusia de Stalin. No había manera de salvarse.

Al estallar la guerra civil española se trasladó a España, como enviado especial del citado diario. Tenía grande influencia en los medios soviéticos y españoles. Koltsov estuvo activo en todos los escenarios españoles que visitó, en Madrid, en el Norte al que acudió dos veces y cuyos males definió en su diario de guerra con pasmosa realidad. En Madrid tuvo influencia en varias tomas de decisiones. Arturo Barea el autonombrado censor de la República en la oficina de prensa del edificio de la Telefónica abandonado por el subsecretario Rubio que se las piro a Valencia, cuenta sin acritud como Koltsov se presentó allí inquisidor y altanero acompañado de un comunista español para pedirle cuentas sobre lo que estaba haciendo en ese puesto tan importante. Pasada la primera impresión y tras enterarse Koltsov de la iniciativa de Barea, le ayudó y le puso en contacto con la Junta de Defensa para que su trabajo fuera oficial. Eso si, a Barea el susto no se le quitó en todo el día. Pero lo que cuenta es que Koltsov enderezó el entuerto dejado por el huido Rubio con rotundidad y eficacia. Koltsov se representaba a sí mismo en sus crónicas como Miguel, todos los consejeros rusos lo hacían para cubrir las apariencias de la NO INTERVENCIÓN, pero en el caso del periodista, estaba claro que le sacaba jugo a esta ambigüedad de personajes. Históricamente, esta licencia le salió cara, todos los historiadores y propagandistas del franquismo quieren descubrir al siniestro agente de Stalin que se esconde bajo ese nombre tan español. Pero lo que se esconde bajo ese nombre, todo el mundo lo sabe, es el propio Koltsov, lo sabía hasta el propio Stalin que se lo recordó con su característica malicia en la ultima entrevista,

Se le ha querido implicar en las matanzas de Paracuellos sin verdaderos argumentos. Son los propagandistas, los divulgadores e incluso algunos historiadores que citan a relatores del pasado que tampoco aportan la deseada prueba y que casan e hilan hechos, fechas y acciones y testimonios a su gusto y manera para que parezca que la deducción histórica es incontestable, y que implica criminalmente a Koltsov. Pero la historia se construye de fuentes primarias, es decir documentos. Estamos esperándolos. Las fuentes secundarias no valen para hacer afirmaciones categóricas en un tema tan importante. Koltsov dio el aviso pero el brazo ejecutor era español. Desde luego que Koltsov era un periodista mimado por el Partido Comunista Español, una prima donna que se entrometía en todo lo habido y por haber y que además hacía bien, visto el general caos y la corta vista de los locales, que personalmente le desesperaban. Se sentaba en las reuniones del Comisariado del Guerra como si fuera el propio Stalin sin que nadie se atreviera a mandarle a hacer gárgaras. Pero cuando hablaba, fuera aparte de su altanería, se quedaban pasmados.

 Tras haber hablado del tema a principios de noviembre con el socialista Ángel Galarza ministro de Gobernación del gobierno de Largo Caballero sin ningún resultado y tras la evacuación gubernamental a valencia, Koltsov se plantó en el PCE de Madrid cuyos dirigentes no habían huido y les espetó: ¿qué vais a hacer con los presos de la cárcel? Cuadros militares y civiles de alto nivel que conocen Madrid como la palma de la mano esperando a que los liberen sus compadres, y que desde luego no tendrán compasión con vosotros... Parece que Checa le dijo que todo estaba perdido, eran varios miles de presos (8.000) y en aquel dislocado Madrid de principios de Noviembre conseguir transporte era imposible. Ese mismo día se constituyó un oficioso Consejo de Seguridad de la Consejería de Orden Público donde se decidió la evacuación de las cárceles de Madrid, en principio con destino a Valencia usando los autobuses de la Empresa Municipal (Tranvías de Madrid). Así que todo lo que hizo Koltsov a mi entender es espabilar a los dirigentes de PCE, mayoría en la joven Junta de Miaja para impedir que estos cuadros rebeldes en prisión fueran liberados por las tropas de Varela que se encontraban ya a las puertas de Madrid. Lo que a Koltsov le importaba era que los quitaran del frente. Su suerte no le importaba y seguro que no lloró por ellos.

La decisión de fusilar a los presos una vez metidos en autobuses según las listas que se usaron para sacarlos de la cárcel fue seguramente colectiva y no creo que quedara reflejada en ningún escrito o acta pues ya hubiera sido encontrada. La lógica de los hechos nos dice que pese a que no lo podemos demostrar, los consejeros relacionados con la evacuación y con las cárceles, las milicias de Retaguardia y algunas otras autoridades sabían de estos hechos, se enteraron de lo que estaba pasando realmente y no hicieron nada por detenerlo salvo las excepciones conocidas. Ante unos hechos tan dramáticos ocurridos bajo la autoridad de la Junta de Defensa, por qué nadie intervino para pararlo, ni Miaja, ni Carrillo, ni ningún partido, ni lo sindicatos, nadie... Para mi es muy sencillo, todo el mundo sabía que si Madrid caía y los presos eran liberados pasarían a formar parte del sistema represivo franquista produciéndose la situación contraria. Todo el mundo pensaba que Madrid iba a caer con gran probabilidad. Todo el mundo sabía que no se trataba de inocentes civiles sino de partidarios del alzamiento militar al 200 por cien de compromiso rebelde. Todos ellos estaban a la espera de juicio. Mucha gente sabía que los presos estaban organizándose con anterioridad para esta eventualidad. De hecho ya se habían producido incidentes violentos por parte de algunos presos que terminaron con la intervención de los milicianos con sacas significativas. Todo el mundo sabía que la sangre de estos rebeldes caería sobres sus cabezas si perdían. Como así fue. Pero a nadie le importó, salvo a algunos como el anarquista Melchor Rodríguez. Le importó lo suficiente como para arriesgar su puesto o su vida por presos rebeldes que no merecían ser fusilados sin juicio que les condenara, pero que a la contra, estos presos hubieran hecho lo mismo, con juicio sumarísimo militar incluido, que como todo el mundo sabe se trata de una broma jurídica macabra. En definitiva amigo lector, se trata del asesinato sin juicio de 2000 traidores a la II República en los pueblos de Torrejón y Paracuellos mientras les hacían creer que los evacuaban del frente. Parece que algunos evacuados se salvaron, pues de los 33 convoyes organizados, 10 llegaron a su destino.

En cuanto a que Koltsov fuera agente de Stalin, secreto claro, pues no era de la NKVD, ni de la GRU ni de nada parecido, ni tenía ninguna necesidad de serlo, pues todos los rusos en España trabajaban para el PCUS y en cierto modo, todos eran agentes de Stalin.  Koltsov regresó a Rusia y sintió sobre su pecho lo que ya habían sentido otros muchos comunistas del valía. En la última entrevista que Koltsov tuvo con Stalin y que el propio Koltsov describió, fue aparentemente halagadora al principio pero se fue convirtiendo en amenazadora a medida que el pervertido humor del georgiano fue taladrando el cerebro del Koltsov confirmándole que sin duda estaba condenado. Los motivos de Stalin fueron siempre los mismos: desconfianza política por su pasado ideológico y temor al talento de este periodista de éxito, un entrometido del que tarde o temprano habría que librarse. Dicen que si Marty lo denunció, que si su novia, la alemana Maria Osten, también ejecutada en 1942, coqueteaba con el trotskismo, nada de eso. Como al general Tujachevsky, la causa de su muerte fue su brillantez y su "contaminación" occidental. En el caso de Koltsov, la estancia en España era altamente peligrosa y contaminante. Koltsov fue detenido en el año 1938 y tras triturarlo convenientemente en un campo del Gulap lo fusilaron en 1942. Pobre Koltsov, él que creía tanto en lo que hacía. Debieron ser terribles los tres años en el campo del Gulag. Y encima, ya muerto, difamado en España por propagandistas del franquismo.

Koltsov, en el frente de Huesca en 1936, a su vera el capitán Medrano.

Koltsov entrevista a Durruti el 14 de agosto en Bujaraloz

Ivan Ivanovich Kopets

Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 21 de julio de 1937

P. I. Korsunov

Condecorado con la Orden de la Estrella Roja en enero de 1937. Murió en combate en febrero de 1937.

N. I. Kosogov

Suboficial. Condecorado con la Orden de la Estrella Roja el 2 de enero de 1937.

Fiodor Kuzmich Kovrov

Nacido en 1914. Fue Komsomol. Llegó a España en noviembre de 1936 como suboficial tanquista. Participó en las batallas de Guadalajara y Jarama. Murió en combate el 9 de Julio de 1937. Había sido condecorado con la Bandera Roja el 27 de junio de 1937, con la Estrella Roja el 2 de enero de 1937, y fue nombrado héroe de la Unión Soviética el 28 de octubre de 1937

 

 

Karp Ivanovich Kovtun

Aviador. Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

Daria Iosifovna Kravchenko (Dina)

Traductora militar. Sirvió en España desde septiembre de 1937 hasta febrero de 1939.

Fiodor Josévich Kravchenko (Antonio Martínez Serrano)

Llegó a España como interprete de una unidad de tanques rusos, un tipo de personal escasísimo entre los asesores rusos. Hablaba correctamente español y se hacía llamar Antonio Martínez Serrano. Por este motivo había sido interprete del joven Santiago Carrillo cuando en marzo de 1936 y como secretario de la Federación de Juventudes Socialistas, visitó Moscú. En España volvió a coincidir con Carrillo y se hicieron amigos. Durante la Gran Guerra Patria, Kravchenko luchó como guerrillero tras las líneas alemanas y por su experiencia fue enviado en 1945 a Francia para asesorar a Carrillo en su nueva misión guerrillera en el sur francés y también para crear una red de apoyo de Inteligencia, en el momento en que comenzaba la guerra fría. Carrillo proporcionó hombres y recursos del PCE y Kravchenko impartió enseñanzas de lucha de guerrillas en las formaciones de antiguos combatientes españoles de la resistencia francesa. Seguía haciéndose pasar por español, aunque los antiguos guerrilleros españoles supervivientes de Rusia, lo conocían todos. Fue el principal asesor soviético de los guerrilleros españoles en la frontera francesa.

Parcial información: Paul Preston, "El zorro rojo".

Walter Krivitsky

(1899-1940). General soviético y jefe del servicio secreto militar (GRU) para Europa occidental. En el verano de 1936 recibió la orden de comprar armas para la República. Tras absorber la Policia Secreta (NKVD) el GRU y estando destinado en Bélgica, temió por su vida y huyó a Estados Unidos en 1937. Una pieza tan interesante y con tantos datos no podía ser dejada a su aire, y la CIA le organizó la vida y le protegió, pues todos sabían que estaba condenado a muerte. Escribió un libro de memorias "Yo fui agente de Stalin" (1) en la línea de todos los desertores del comunismo que en el mundo han habido. Pero no se es general del Espionaje Militar ruso y se sale de rositas si se deserta. Cierto que Stalin tenía todas las vidas de los comunistas en sus manos aunque se fuera el más fiel de sus sicarios. Algo demoledor que parece mentira que se sostuviera. Pero así fue, en agosto de 1941 fue encontrado muerto en la habitación de su hotel con un pequeño golpe punzante en la sien. Sus colegas de Moscú eran muy finos en estas lides (2).

(1) Los libros de las agencias literarias financiadas por la CIA, casi siempre empiezan así, "Yo escogí la libertad", "Yo escogí la esclavitud", "Yo y Moscú", "Yo fui ministro de Stalin", etc, etc...

(2) A los espías o agentes de inteligencia, durante la guerra fría, en todos los servicios secretos del mundo sólo los liquidaban por traición o si sabían demasiado y había peligro de que se fueran de la lengua. Pero Stalin se cargaba a todo bicho viviente, incluso a fervientes comunistas como el escritor Koltsov, así que en mi opinión Krivitsky hizo bien en salir pitando, otras cosa es lo que vino después que era bastante feo. Otro renegado famoso, Orlov, también un alto cargo de los servicios secretos, tuvo la decencia de mantener la boca cerrada hasta que la información fue irrelevante.

P. P. Krutous

Instructor de tanques. Murió en combate en julio de 1937. Condecorado con dos Banderas Rojas.

 Grigori Iván Kulik

(1890-1945). General soviético conocido también como Kulic, Kulix y Kupper que en 1936 fue enviado a España en calidad de asesor del ejército republicano, prestando servicio en el Estado Mayor del general Sebastián Pozas, cuando éste desempeñaba el cargo de jefe de los Ejércitos del Centro, e interviniendo en numerosas operaciones militares, especialmente en la ofensiva de Guadalajara. Al terminar la segunda guerra mundial, y tras una de las «purgas» de Stalin, fue fusilado por orden de éste, acusado de desorganización en los suministros del ejército rojo.

P. E. Kuprianov

Suboficial tanquista. Nombrado héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

P. T. Kurpe

Suboficial. Condecorado con la Orden de la Bandera Roja

Nikolai Guerásimovich Kuznetzow.

(1902-1974). Oficial de la Armada soviética que durante la guerra civil española desempeñó el cargo de agregado naval de la embajada de la URSS en la España republicana, el cual, en ocasiones, asesoró a los oficiales españoles, especialmente en lo referente a las rutas del mar Negro. En la segunda guerra mundial, siendo va almirante, fue comandante de las fuerzas navales soviéticas y estuvo al frente de la flota que actuó en el océano Pacífico. Más tarde fue ministro de Guerra y Marina, y ministro adjunto de Defensa. Sus experiencias en España fueron recogidas, con las de otros intervinientes en la guerra civil, en el libro "Bajo la bandera de la España republicana", editado en Moscú. Un portaviones ruso lleva su nombre.

Iosif Gavrilovich Lazarev

Oficial de Ingenieros. Sirvió en España desde 1937 a 1938 como ingeniero jefe de la aviación de caza.

D. A. Lesnikov

Oficial. Condecorado con la Bandera Roja el 2 de enero de 1937

Rodión Yákovlevich Malinovsky

(1898-1967). Mariscal soviético que había tomado parte, como soldado voluntario, en la primera guerra mundial, y que en 1926 se afilió al Partido Comunista, ingresando después en la Academia militar, donde estudió. Durante la guerra civil española —en la que utilizó los apodos de "Malino, Manolito y coronel Malino" quizá para evitar su verdadera identificación por el Comité Internacional de No Intervención— fue consejero militar del ejército republicano, adscrito a la brigada mandada por Enrique Lister, desde cuyo puesto, además de cumplir con la función asesora para la que había sido designado, trató de potenciar al máximo al Partido Comunista, con el fin de que éste ocupase un lugar de privilegio en el Ejército Popular, interviniendo en diversas acciones de guerra, principalmente en los frentes del Jarama (Madrid) y de Guadalajara. En la segunda guerra mundial tuvo una destacadísima actuación en las batallas de Dniepropetrovsk, Stalingrado, Ucrania y Odessa. En 1956 fue nombrado comandante en jefe de las fuerzas armadas soviéticas y, un año después, ministro de Defensa. Autor de unas Memorias, que forman parte del libro titulado Bajo la bandera de la España republicana, donde se recogen diversos testimonios de los asesores soviéticos que participaron en el conflicto español al servicio del bando republicano. Malinovski fue uno de los pocos intervinientes en dicha guerra que sobrevivieron a las purgas políticas de Stalin.

Jadji Umar Mamsurov ("Xanti")

Consejero ruso nacido en Osetia especializado en inteligencia militar y guerrillas que tuvo importantísima labor en la creación del XIV Cuerpo de Ejército Guerrillero. Se sabe que curiosamente fue asesor de la columna de Durruti en el frente de Madrid. Ya en Rusia fue vice-director del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (GRU). Dicen que fue el creador de los comandos rusos, los Spetnaz. Recibió la Orden de la Bandera Roja. Se casó con la hermana de Adelina Abramson, Paulina, que oficiaron las dos de interpretes en España.

Kiril Afanasevich Meretskov

General de división soviético que durante la guerra civil española, donde participó con el sobrenombre de Petrov y Petrovich, participó en la organización de las Brigadas Mixtas y más tarde como consejero de Estado Mayor en muchas operaciones militares republicanas. Al regresar a su país fue detenido pero, caso insólito, superó las purgas de Stalin, y participó activamente en la Gran Guerra Patria.

Aleksandr Minaev

Jefe de escuadrilla de caza. Caído en 1937 en combates aéreos sobre Madrid.

V. P. Moguila

Suboficial. Murió en combate en febrero de 1937. Condecorado con la Bandera Roja.

G. N. Nikiforov

Suboficial. Murió en combate en diciembre de 1936. Condecorado con la Bandera Roja en enero de 1937.

Alexander Orlov (Nikloski o Nikolsky)

General de la NKVD —cuyo verdadero apellido era, según se cree, Nikolsky—, que también utilizó los nombres de capitán Orlov Schwed y Lyova. Enviado a la España republicana durante la guerra civil por orden del Gobierno de su país, con el fin de supervisar los envíos de material de guerra, en noviembre de 1936, cuando, ante la proximidad de las tropas nacionalistas, el Gobierno republicano abandonó Madrid, permaneció en dicha capital como único representante de la misión diplomática soviética, asistiendo, como tal, en Cartagena, al embarque del oro del Banco de España con destino a la URSS. La mayoría de los autores lo consideran máximo responsable de la desaparición y muerte de Andrés Nin. Llamado por Stalin para reunirse con un oficial de la NKVD en Holanda a mediados de 1938, y sabiendo que muchos de sus amigos estaban siendo fusilados por Stalin, Orlov adivinó lo que le esperaba  optó por no regresar a la Unión Soviética y huir a Canadá llevándose a su mujer y a su hija y también los 50.000 dólares de la caja de la NKVD. Una jugada maestra, no en vano era uno de los agentes rusos más cualificados. A continuación escribió una carta a sus jefes advirtiéndoles de que en caso de atentado contra él o su familia tenía dada orden de que toda la estructura de espionaje en occidente sería revelado al mundo, más todas las operaciones en que se involucró la NKVD en Occidente. También advirtió a Trotsky de la que se preparaba. Trotsky, que era un soberbio pistonudo, no se dio por enterado afirmando que se trataba de una provocación.

Partió luego secretamente con su familia a los Estados Unidos y allí malvivió con su familia, al parecer sin que el OSS (antecesor de la CIA) y la propia CIA se coscaran. Pero a la muerte de Stalin Orlov dio la cara y publicó su libro "The secret history of Stalin´s crimes". Dicen los relatores que este libro se construyó a imagen y semejanza de la "Historia secreta" de historiador bizantino Procopio de Cesarea, donde pone de chupa de domine a Justiniano y su consorte Teodora, y del propio general Belisario del que era secretario personal. Este historiador relata en este libro tardío, todo lo que no pudo contar en sus libros oficiales. Y eso hizo Orlov, contar todo lo que sabía y que no se podía decir en Rusia. un torpedo en la línea de flotación de estado soviético estalinista, con una denuncia brutal del sistema implantado por las jerarquías comunistas bajo el kanato de Stalin. Loas relatores han comparado su libro con el Krivitsky. "Yo fue agente de Stalin" y han encontrado coincidencias en algunos temas, especialmente en las descripciones de los Procesos de Moscú, las gigantescas componendas que permitieron deshacerse a Stalin de los viejos lideres bolcheviques del PCUS, acusándoles de las más infames invenciones que los acusados terminaban confesando tras horribles torturas que los convertían en guiñapos. Al parecer fue Abram Slutsky, director de la sección de Exteriores del NKVD, quien les filtro a ambos el material sobre los Procesos de Moscú en tiempos anteriores a su fuga a occidente. (1)

La veracidad de Orlov y la de Krivitsky es irrelevante a la hora de valorar el impacto de sus memorias que fue espectacular. A Krivitsky los editaba la CIA y Orlov iba por cuenta propia pero naturalmente por el dinero que necesitaba para pdoer vivir en el paraiso capitralista. Cuanto más horrible la confesión, cuando más se denigrara al país de los Soviets y a sus dirigentes, pues mejor. Además, la mayoría, desgraciadamente para los comunistas que en el mundo hemos sido, muy plausiblemente era vedad. Naturalmente para hablar con propiedad era necesario haber participado en el tinglado en cuerpo y alma. Así que Orlov y Krivitsky no sólo describen el funcionamiento del PCUS a finales de los años 30, sino que describen vividamente sus propias vidas y quehaceres en el país de las mil mentiras.

Un daño colateral para Orlov es que los organismos de seguridad americanos quedaron a la altura del betún cuando se enteraron de que un general de la NKVD, había estado viviendo en USA sin que nadie le molestase y calladito. Algunos barandas del la Inteligencia se pusieron como energúmenos, pero hubieron de calmarse, este detalle de la estancia en USA no convenía airearlo. Además, Orlov se mantuvo cerrado en lo más importante. No podía revelar las redes de espías rusos si quería seguir viviendo. tampoco la Inteligencia americana podía darle muchos dolores de cabeza. Era ya un hombre muy conocido como para enredarse con el tema. Orlov, que era muy listo como iba demostrando y tenía que seguir viviendo en la cara America, siguió escribiendo, y parece que mejoró mucho su inventiva anunciando a bombo y platillo en la prestigiosa LIFE, nada más y nada menos que Stalin era un agente de la policía zarista, la Ojrana, y por así se explicaba su necesidad e ir matando a todo quisque que supiera o sospechara algo. Esto salía mientras en Rusia Jrushchov iniciaba la desestalinización del régimen. (2) Orlov sobrevivió económicamente como pudo y a principios de los sesenta hizo las paces con la CIA y comenzó a colaborar con ellos y a cambio de saberes como general de Inteligencia le dieron un empleo. Y así vivió el restod e su vida, con su familia, modestamente y escribiendo sobre su bestia negra, el camarada Stalin, que fue su jefe y en un momento determinado quería matarlo. Orlov murió en 1973.

(1) Slutsky que parecía un tipo blanducho y amable utilizaba estas técnicas de te hago un emocionada confesión de las brutalidades que empleamos con los acusados y sus familias para ver cómo respondes y si te pones en evidencia, ya caíste. Por tanto, tanto Orlov como Krivitsky pusieron cara de póquer y siguieron adelante en sus trabajos, bastante parecidos a los que hacía el amigo Slutsky. Que por cierto recibió su propia medicina cuando fue nombrado jefe del tinglado, Nicolai Yezhov, que se empleó a fondo con sus antecesores y a Slutsky tras citarle a la entrevista de la muerte (esto lo hacía también la mafia) lo liquidaron con finas técnicas que simulaban un ataque al corazón. ¡Santa Madre de Kazán! Cuántos ataques al corazón había entonces entre las jerarquías del PCUS.

(2) El que Stalin fuera agente de la Ojrana es una milonga de Orlov que naturalmente ha sido explotada por los de siempre para desacreditar a la Unión Soviética. También se dijo de Lenin que era agente de los alemanes, porque le pusieron un tren a disposición para que volviera a Rusia e hiciera las paces con Alemania. Como así fue. Pero como todo el mundo sabe, eso lo hizo Lenin por cuenta rusa, pues en 1917 esa era la reivindicación nacional rusa, la paz. Y espero que toda Rusia no fuera agente de los alemanes.

Aleksei Vasilievich Nikonov

Comandante de tanques. Murió en la batalla del Jarama.

Anatoli Yulievich Novak

Oficial de Tanques. Segundo jefe de la Brigada de Tanques. Estuvo en España desde octubre de 1936 hasta julio de 1937.

S.K. Osadchi

Oficial tanquista. Murió en combate en noviembre de 1936. Nombrado héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936.

Alekseevich Tsaplin Pavel

Capitán. Murió en combate en febrero de 1937. Héroe de la Unión Soviética el 27 de junio de 1937.

Dimitri G. Paulov (Pablo-Pablito)

General de brigada del ejército soviético, enviado a España durante la guerra civil —donde usó los sobrenombres de «Pablo» y de «Pedro»—, en calidad de consejero militar del ejército republicano, que organizó una base de carros de combate en Archena (Murcia) —que posteriormente se trasladó a Alcalá de Henares (Madrid)— y creó una brigada de tales carros, compuesta de unas cien unidades, con los cuales participó brillantemente en las operaciones de Bobadilla, Jarama, carretera de La Coruña (Madrid), etc., el cual, tanto por sus dotes profesionales como personales, gozó de gran simpatía en los medios militares y políticos gubernamentales. Durante la segunda guerra mundial, siendo comandante en jefe del sector de Minsk, fue derrotado por los ejércitos alemanes, y, poco tiempo después, tras ser juzgado por un consejo de guerra presidido por el general Kulik (1), fue condenado a muerte y fusilado en 1941.

 

(1) A Kulik también lo fusiló Stalin al final de la Gran Guerra Patria.

Mijail Petrovich Petrov

Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 21 de junio de 1937.

Anna Nikolaevna Petrova-Chusova

Traductora. Estuvo en España de octubre de 1936 hasta noviembre de 1937.

Dimitri Dimitrievich Pogodin

Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

P. G. Popov

Sargento mecánico de tanques. Condecorado dos veces con la Orden de la Bandera Roja. Murió en combate en julio de 1937

Gavril Mijaílovich Prokófiev.

"Camarada Félix", Starshii Leitenant, llegó de los primeros rusos y estuvo en Barajas como observador y ametrallador-bombardero en misiones de Breguet XIX y Potez de agosto a octubre de 1936. Pasó a ser Jefe de Observadores y segundo jefe de la 12 Escuadrilla de SB-2 mandada por E. Schacht. Excelente navegante y observador, recibió la Orden de la Bandera Roja el 31 de diciembre de 1936, volviendo a Rusia en mayo de 1937. El 27 de junio de 1937 fue nombrado Héroe de la Unión Soviética y es el autor del relato sobre Katiuskas que figura en el libro "Bajo la Bandera de la España Republicana" cuando ya era General Leitenant, con el título específico de "El cielo español en llamas".

 

 

 

Ivan Iosifovich Proskúrov.

Comandante de regimiento de bombarderos. Llegó a España en 1936. "Saldache" o "Sadlachek". Starshii Leitenant, voló en los Breguet XIX y Potez antes de pasar a los SB-2. Con Potez 540 fue ametrallado desde todos los ángulos y regresó a su base con fuego a bordo el 30 de octubre de 1936. Jefe de patrulla en la 12 Escuadrilla, sustituyó a E. Shacht al finalizar 1936. También pilotó en diciembre y enero los Polikarpov R-5 Rasantes. Fue nombrado Héroe de la Unión Soviética y consiguió la Orden de la Bandera Roja a su vuelta a Rusia.

Piort Ivanovich Pumpur

Oficial de Regimiento de Cazas. Sirvió en España desde octubre de 1937 hasta mayo de 1938. Fue derribado y muerto en 1941 durante la Gran Guerra Patria.

 

Pavel Vasilievich Richagov (1911-1941)

Richagov o "Pablo Palancar", fue derribado en combate aéreo sobre Madrid el 16 de Noviembre de 1.936, resultando herido, siendo posteriormente repatriado en diciembre de 1.936. En noviembre de 1.937 marchó a China al mando de un Grupo de Caza dotado con aviones I-152, combatiendo contra los japoneses. Ascendido a General, parece fue fusilado en 1.941 como responsable de los fracasos de la aviación de caza soviética ante la Luftwaffe. En España entregó la Escuadrilla a su compatriota Ivan Kopets ("José"), que la cedería al español Andrés García Lacalle en enero de 1.937. En España se le reconocieron a Pavel Richagov 15 victorias aéreas pilotando un "chato" I-15.

Ya en Rusia fue nombrado Comandante de la Fuerza Aérea, Orden de la Bandera Roja y Orden de Lenin. Al inicio de la guerra contra Alemania, Stalin ordenó su fusilamiento y el de otros altos jefes militares para enmascarar el mal hacer estratégico del propio Stalin en los inicio del conflicto. Parece que Rigachov contradijo a Stalin con vehemencia.

Alexander Ilich Romdimtsev

Consejero soviético de la IX Brigada y más tarde de la 11 División. Estuvo en España desde septiembre de 1936 a agosto de 1937 Participó en la batalla de Stalingrado. Alcanzó el grado de Coronel-General en la Unión Soviética.

S. P. Romanov

Condecorado con la Bandera Roja. Murió en combate en el frente de Madrid en noviembre de 1936

Marcel Izrailevich Rosenberg

Este diplomático soviético nació en 1896 en la Varsovia rusa (1) en el seno de una rica familia judía. Realizó carrera diplomática y se unió a los bolcheviques. Fue un destacado diplomático de la URSS pues estuvo destinado en países muy importantes para su gobierno, destacando Alemania, Italia o Francia. Tras la admisión de la URSS en la Sociedad de Naciones fue el primer delegado soviético en alcanzar el puesto de subsecretario de la Sociedad de naciones. España y la URSS mantenían relaciones diplomáticas desde 1933. En agosto de 1936 fue enviado a España como embajador oficial, prácticamente a la par que llegaba Antonov-0vseenko como cónsul de la URSS en Barcelona, o sea un especie de embajador en la revolucionaria Cataluña. Las funciones de Rosemberg, dado el gran número de consejeros rusos y de miembros de la Komintern que oficiaban en España, sus funciones digo, quedaban para las relaciones directas de gobierno a gobierno. Y en este aspecto tuvo mucha actividad y no siempre del agrado de todos.

Como el propio Antonov-Ovseenko, Rosemberg tendía a la omnipresencia y al intervencionismo, lo que irritaba a muchos españoles pero también a muchos rusos. Largo Caballero escribió en sus memoria que despidió con cajas destempladas a Rosemberg de sus despacho porque se ingería indebidamente, más con lo suyo que era Largo. Quizá sea verdad. En general actúo de enlace entre Stalin y Largo Caballero, fundamentalmente en las cuestiones político militares y armamentísticas. Dado el repelús que les producía a la mayoría de los militares profesionales españoles la presencia de los consejeros militares rusos, opinión compartida por muchos políticos republicanos y socialistas, y no digamos anarquistas, el trabajo de Rosemberg no era fácil y contentó a muy poca gente. En febrero de 1937 fue llamado a Moscú para la entrevista de la muerte, quizá por las críticas de sus compañeros soviéticos. Algunos relatores dicen que Rosemberg fue ejecutado por la policía secreta por orden directa de Stalin que quedó disgustado con su trabajo. Quizá...

(1) El Zarato de Polonia, es la Polonia ocupada por los rusos tras la derrota de Napoleón y su Gran ducado de Varsovia. En 1918, Polonia recuperó su independencia y en 1920 coo aliada de las tropas blancas en lucha contra el poder soviético, luchó contra el Ejército Rojo logrando contener a las tropas de Trotsky en la misma Varsovia.

I. V. Roschin

Condecorado con la Bandera Roja. Murió en España en un accidente el 12 de diciembre de 1936

 

F. A. Salnikov

Comisario de Aviación. Murió en un vuelo de pruebas en España el 21 de enero de 1937 cuando pilotaba un I-15. Condecorado con la Bandera Roja.

Ernst Guenríkovich Schacht.

(o Shakht, Shajt) De origen suizo, emigró joven a la URSS en 1922. Otros le sitúan como germano del Volga. Poseedor de la O.B.R. (Orden de la Bandera Roja) desde 1930, organizó en Albacete las tres escuadrillas de SB. Era el instructor de vuelo más importante de Katiuskas en España, maestro de muchos pilotos españoles. Jefe de la 12 Escuadrilla, del Grupo 12 y también del grupo informal formado por tripulantes de varias escuadrillas para misiones o periodos determinados. Nombrado Héroe de la Unión Soviética el 31 diciembre de 1936.

Pavel Afanasievich Semionov

Llegó a España en fechas no determinadas y participó en combates. Fue héroe de la Unión Soviética el 14 de marzo de 1938

 

Nikolai Aleksandrovich Semitski

Oficial de Tanques. Murió en la batalla de Madrid en el otoño de 1936. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

I.F. Serov

Combatió en España. Condecorado con la Bandera Roja en enero de 1937. Murió en combate el 12 de abril de 1937

Y. P. Serov

Aviador. Ametrallador y Radista. Murió en combate en noviembre de 1936. Condecorado con la Bandera Roja.

Piotr Fiodorovich Shetsov

Combatió en España. Murió en combate en la Gran Guerra Patria.

Grigory Mijailovich Shtern

General de División del Ejército ruso, que actuó durante un tiempo, en España, retirándose después de la batalla de Teruel. Fue fusilado en las purgas de 1941 por orden de Stalin.

 

 

El general Grigory Shtern, el presidente de Mongolia Horloogiyn Choybalsan y el general Gueorgui Zhukov en Mongolia durante el conflicto de 1939 con los japoneses, donde la elite militar japonesa fue derrotada brillantemente por Zhukov en la batalla de Jaljin Gol y con la mitad de sus efectivos. Esta batalla, aunque no lo parezca, fue una de las más decisivas de la historia militar de la Unión Soviética. El ejército japonés comprendió que su ejército no estaba a la altura de los medios acorazados y aéreos de la Unión Soviética y muchos menos a la altura de la doctrina acorazada rusa, tan brillantemente expuesta por Zhukov. Por ello se llegó a una cuerdo fronterizo que pacificó la zona y dejó las manos libres a la STAVKA, el E.M. ruso, que cuando la ofensiva alemana de 1941 para capturar Moscú, tenía a Zhukov y sus tropas siberianas preparadas para defender la capital. Zhukov, volvió a demostrar su valía infligiendo la primera derrota militar a la invencible Whermacht. Cierto era que los alemanes estaban exhaustos, pero no menos cierto es que el Ejército Rojo lo estaba aún más. Resumiendo, si los japoneses hubieran derrotado a los rusos en Mongolia, la Gran Guerra Patria hubiera sido muy distinta, pues La Unión Soviética hubiera tenía que combatir en dos frentes y contra dos enemigos brutales.

María Samoilovna Skavronskaia

Interprete. Estuvo en España desde diciembre de 1937 hasta diciembre de 1938

 

Gueorgui Mijailovich Skleznev

Teniente de tropas acorazadas. Murió en combate en febrero de 1937. Héroe de la Unión Soviética el 27 de junio de 1937.

 

Yakov G. Smuchkievich (Gral. Douglas)

(?-1941). General soviético del Aire conocido también como «general Douglas», teniendo a su cargo la Aviación republicana y participando él personalmente en varias operaciones, en una de las cuales resultó herido. Nombrado Héroe de la Unión Soviética el 2 de junio de 1937. Dos semanas antes de que Rusia entrara en la Guerra mundial, ya jefe de la Aviación soviética, fue fusilado por orden de Beria

Dimitri Semionovich Sokolov

Fue Consejero en España desde noviembre de 1936 hasta agosto de 1937

Anna Komilovna Starinova (Luisa)

Traductora militar. Sirvió en España desde noviembre de 1936 hasta mayo de 1937

Stoyan Minev (Stepanov)

Dirigente comunista, de origen búlgaro, nacido en 1980. Estudió medicina en Suiza. Contactó con exiliados rusos en Suiza y se afilió al Partido Bolchevique. Trabajó como periodista en Suiza hasta 1919. Reclutado como agente de la Kominter partió para Francia para ejercer estas labores en la SFIO (los socialistas franceses) de cuyo cuerpo se desgajó el futuro Partido Comunista Francés. Siguió luego sus operaciones en otros países de Europa, y muy bien considerado, fue llamado a Moscú en 1926, cuando todavía esta llamada no te helaba la sangre. Fue incluso secretario personal de Stalin. Como especialista en los Partidos comunistas de Francia y España y estando Moscú descontento con el radicalismo de sus líderes, se encargó de defenestrar a Bullejos en España y a Barbé-Célor en Francia. Llegaba la política de los Frentes Populares. A finales de 1936 la Kominter le envió a España a las órdenes de Vittorio Codovilla. Su trabajo, orientar al PCE en la procelosa mar de los partidos del Frente Popular que componían el pacto político que sostenía la II República en guerra, y sobre todo controlar el escudo de la República: su Ejército Popular y las Brigadas Internacionales. Y en estas tareas son reconocidos sus esfuerzos para retirar del gobierno al "viejo", Largo Caballero y sus apoyos. Naturalmente intervino en la campaña contra el rebelde POUM, editando el famoso libro "Espionaje en España" para demostrar que los miembros del POUM eran espías al servicio de Franco, lo que era una calumnia y una tontería. Los militantes del POUM eran unos irresponsables que jugaban con fuego, pero no trabajaban para Franco aunque a veces lo pareciera. Llamado a Moscú en 1938, no le pasó nada, lo que sugiere que era de la confianza de Stalin.

Hay quien dice que participó en la Comisión que redactó los famosos 13 puntos del Presidente Negrín para lograr la paz. Durante finales de 1938 estuvo muy activo organizando la retirada de los brigadistas. Con la traición de Casado, se encontraba en España en la posición Jaca y abandonó el país en el mismo avión que Pasionaria, lo que demuestra la categoría dentro de la Kominter. EL Comité Ejecutivo de la Kominter inició una serie de trabajos y reuniones para recabar los verdaderos motivos de la derrota de la II República. Los camaradas Togliatti, Codovilla y Erno Gero que habían cumplido en España parejo papel que Stepanov prepararon sus informes y

En Moscú le fue encargado realizar un informe interno sobre las causas de la derrota de la República española. Y que no se pudo leer en España hasta 2003. Siguió su vida en la URSS, bien considerado y con buenos puestos en el PCUS. Murió en 1959

Aleksandr Vasilievich Strelkov

Oficial tanquista. Fue condecorado con la Bandera Roja el 2 de enero de 1937. Murió en acción el 28 de abril de 1937

A. A. Talov

Piloto navegante. Caído en diciembre de 1937 y condecorado con la  Bandera Roja el 2 de enero de 1937

E. F. Tarabanova.

Traductora militar. Sirvió en Transmisiones en España desde septiembre de 1936 hasta mayo de 1937.

Serguei Fiodorovich Tarjov

Combatió en España. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

N. P. Tsiguliev

Aviador. Ametrallador y radista. Condecorado con la Bandera Roja. Cayó en combate el 3 de noviembre de 1936.

V. D. Tsvetkov

Oficial de Zapadores. Caído el 4 de julio de 1937. Condecorado con la Orden de la Bandera Roja el 2 de marzo de 1938

Gueorgui N. Túpikov

Piloto de bombarderos, Starshii Leitenant, presente en el comienzo de la operación de los treinta y un Katiuskas iniciales, permanece dos o tres semanas y pasa a los Polikarpov R-5, en los cuales fue derribado el 4 de diciembre de 1936, hecho prisionero y posteriormente canjeado.

Grigori Ivanovich Tupivech

General de ingenieros. Sirvió en España desde septiembre de 1937 hasta noviembre de 1938. Fue consejero del Arma de Ingenieros del Ejército Popular.

Boris Aleksandrovich Turzhansky

Sirvió en España. Fue héroe de la Unión Soviética el 31 de diciembre de 1936

Viktoria Ilinichna Vajrusheva (Vika)

Traductora militar. Sirvió en España desde agosto de 1936 hasta agosto de 1938

F. K. Zanashanski

Oficial piloto. Condecorado con la Bandera Roja. Caído en combate el 18 de febrero de 1937

V. N. Zotov.

Teniente Piloto. Murió en combate el 3 de enero de 1937. Condecorado con la Bandera Roja.

D. I. Zhedanov

Capitán Piloto. Condecorado con la Bandera Roja. Cayó en combate los alrededores de Madrid.